>VIDEO: LA VERDAD SOBRE LA GRIPE PORCINA!

Publicado: 17 abril, 2010 en Salud

>

agustìn.

>

http://healthwrights.org/books/DHNDonline.htm

Portada de Donde No Hay DoctorDonde No Hay Doctor
(Where There Is No Doctor)

por David Werner

 

 

El mejor libro médico escrito en los últimos 10 años
Dijo el Dr. David Morley de la edición original.
Con más de 2 millones de copias impresas en más de 80 idiomas, Donde No Hay Doctor es quizás el manual para el cuidado de la salud más ampliamente usado en el mundo empobrecido. Utilizando un lenguaje sencillo y cientos de dibujos, el libro proporciona información sobre reconocimiento, tratamiento y prevención de lesiones y enfermedades comunes.
Donde No Hay Doctor es más que un libro de primeros auxilios. Trata sobre muchas cosas que afectan la salud del campesino, desde la diarrea hasta la tuberculosis, desde el buen o mal uso de los remedios caseros hasta el uso cuidadoso de ciertas medicinas modernas. El libro hace incapié en la importancia del aseo, la buena alimentación y las vacunas. También da información detallada acerca de los partos y la planificación familiar. No sólo le enseña al lector lo que puede hacer por sí mismo, sino también le explica cómo reconocer aquellas enfermedades que requieren atención médica. La nueva edición contiene información sobre algunos problemas de salud adicionales, como el SIDA, el dengue, las complicaciones del aborto, la drogadicción y otros. Además contiene consejos más recientes para problemas tratados ya en la edición original.

Este libro es para:

  • El campesino que vive lejos de los centros médicos. Explica con palabras sencillas y dibujos lo que se puede hacer para prevenir, reconocer y curar muchas enfermedades comunes.
  • El boticario o tendero del campo. El libro explica cuáles medicinas son las más útiles para distintas enfermedades y cuáles son peligrosas o inútiles. Habla sobre el buen uso tanto de las curaciones caseras como de las medicinas modernas, y recalca los riesgos y precauciones para el uso de cada medicina o remedio mencionado.
  • El maestro de la escuela rural. El libro le ayudará a atender y cuidar a las personas enfermas o heridas. También le dará ideas de cómo informar a los niños y adultos de su comunidad sobre los problemas de salud, la higiene y la alimentación.
  • El trabajador de salud, o cualquier persona que se interesa por la salud y el bienestar de la gente de su comunidad. La sección “Palabras a los Trabajadores de Salud” habla sobre varios modos de descubrir las necesidades, de compartir conocimientos y de animar a la gente a que planee y participe en actividades para mejorar la salud de todos.
  • Las madres y parteras encontrarán mucha información valiosa y fácil de entender sobre el parto, el cuidado de la madre y la salud de los niños.
  • DESCARGAR EL LIBRO AQUI

También de David Werner:

>

Llamemos todos a la Sra. Presidenta para que nos de una respuesta a la carta entregada el día 5 de abril. Simplemente diciendo que somos vecinos y que necesitamos una respuesta sobre el pedido que le hicimos.

El telefono es 4344-3600, Internos 2664 o 3590

>[16/04/2010 | 15:26 ] La secretaria de Obras y Servicios Públicos, Andrea Drago Cutelle, el secretario de Planeamiento y Urbanismo, Carlos Alberto Guntin y el secretario de Gobierno Rubén Vecchi, todos pertenecientes a la municipalidad de Vicente López brindaron una charla informativa acerca del Vial Costero en el Centro de Participación Cultural de la Costa; el cambio de lugar informado a último momento sumado a los reclamos insatisfechos de los vecinos provocaron un clima de tensión con idas y vueltas entre los presentes; la temática sobre los espacios verdes, el impacto ambiental, los negociados detrás y la finalidad de la obra fueron algunos de los temas planteados en un debate caliente y por momentos tenso; asistieron entre otros los Concejales Paola Caputo, Carlos Roberto y Norberto Antelo y los representantes de organizaciones vecinales, Iris Digiano y Miguel Quintabani.

¿Para qué el Vial Costero? Tribulaban todos o buena parte de los vecinos que se hicieron eco de la convocatoria y acudieron el jueves por la noche al Centro de Participación Cultural de la Costa. El convite estaba pautado para las 19 horas, sin embargo muchos llegaron pasado ese horario. Un nuevo interrogante se plantea ¿por qué? y la respuesta es más sencilla que la primera; ese mismo día el suplemento zonal de un “gran diario argentino” había publicado que la reunión se llevaría acabo en el Círculo Trovador, información que fue levantada por muchos medios que la difundieron erróneamente. Ahora bien, ¿se trató de un error mediático o hubo intencionalidad por parte de los organizadores para confundir y restarle convocatoria al evento?, las respuestas quedan abiertas. No obstante, este pequeño episodio, no menor aumentó la indignación de los vecinos que ya de por sí tenían varios interrogantes, bronca y muchas ganas de recibir una explicación adecuada por parte de las autoridades en lo que concierne al emplazamiento del Vial Costero.

El secretario de Planeamiento y Urbanismo, Carlos Alberto Guntin fue el encargado de abrir la disertación manifestando que “el Vial Costero quizás no sea la definición más feliz, se trata de un camino que reemplaza al actual Paseo Vito Dumas y tenemos que hablar de un acuerdo urbanístico

Luego narró los comienzos de la obra, explicando que el proyecto surge a instancias de la Provincia de Buenos Aires que en 2005 propuso a la municipalidad la firma de un acuerdo, en ese momento había rellenos que estaba llevando acabo el municipio y había ocupaciones ilegales por parte de clubes y entidades”. Asimismo adujo que “se llevaron acabo reuniones que derivaron en avisos en diarios locales para convocar a los vecinos y organismos para presentar propuestas y se recibieron 115 trabajos llegándose por consenso al pre acuerdo urbanístico”. Para cerrar su breve exposición aclaró que “la ordenanza fue aprobada en octubre de 2007 y convalidada por decreto provincial en 2008″.

Munida de planos la secretaria de Obras y Servicios Públicos, Andrea Drago Cutelle fue la encargada de explicar la parte técnica del proyecto. Acompañada por imágenes que se iban proyectando en una pantalla lateral la arquitecta expresó que el Vial Costero es tomado como un límite físico para que de ahí al río siga existiendo el espacio verde que se había recuperado y que no sigan los avances de construcción en esa zona“. A su vez aseveró que “los estudios de impacto ambiental están aprobados es por eso que Vialidad Nacional nos envío los fondos del proyecto, con el Vial Costero se están ganado 4300 metros más de espacio verde”. Desconcertados ante la explicación muchos vecinos perdieron la paciencia y comenzaron a formular preguntas y a contrarrestar los argumentos elucubrados por la experta. Los más indignados se preguntaban si “les estaban tomando el pelo” e interpretaban la exposición como una pantomima o directamente una burda mentira.

La coexistencia pacífica se tornó imposible, afloraron los gritos y las chicanas que iban de un lado a otro. Cuando retornó la calma momentáneamente hubo tiempo para las inquietudes vecinales que denunciaron entre otras cosas, que el estudio de impacto ambiental fue realizado por los mismos interesados en la obra. Empero quizá el mayor reclamo obedeció a la falta de espacio verde que existe en Vicente López y que no se cumple la ley que estipula determinados metros cuadrados de espacio verde por habitante. La respuesta por parte de Andrea Drago fue que “el último censo muestra que la gente sobre todo la joven se está yendo de Vicente López

La representante de los vecinos Iris Digiano les recordó a los expositores, la famosa sesión llevada acabo por el Concejo Deliberante el 24 de Diciembre de 2004 a las cuatro de la mañana en la que se aprobaron excepciones al código de ordenamiento urbano que permitieron realizar torres, shopings, hoteles al tiempo que se preguntó, cuando se va a realizar una consulta ciudadana, aduciendo que ya existen 10.000 firmas de los vecinos en contra del Vial Costero.

El vecino Mariano Kracoff alertó sobre “la destrucción de la biodiversidad que sustenta actualmente la reserva ecológica que se encuentra en La Lucila”. La repuesta del estrado fue que “la reserva ecológica no se toca ya que en Vial no va a pasar por allí”.

Otro vecino con buen tino explicó que “el problema de tránsito y embotellamiento se suscita en la entrada a Capital Federal por lo que darle más capacidad a Libertador o a paralelas no sirve de nada, el cuello de botella está en Lugones o General Paz”. Carlos Guntin contestó que “esta obra no está pensada como alternativa a Libertador ni pensada para llevar tránsito a la Ciudad de Buenos Aires”. 

El debate fue interrumpido un sinnúmero de veces y algunos disertantes amenazaron con retirarse mientras Rubén Vecchi cruzaba agravios con integrantes del público en un clima enrarecido de bronca y nerviosismo. Muchos de los vecinos decidieron abandonar el recinto, otros se quedaron y clamaron por un referéndum.

A las 21 30 y ante un clima hostil de acusaciones mutuas entre los defensores y opositores al proyecto, se dio por culminado el debate que dejó más dudas que certezas.

Consultado por Zona Norte Diario Online acerca del desarrollo de la exposición Miguel Quintabani, vicepresidente de la Asociación Civil Pro-Vicente López afirmó que “la conclusión es muy triste, estos tres personajes estuvieron acá a disgusto y en contra de su voluntad, el Intendente no quiso dar la cara mostrando que lo único que quieren hacer es el primer tramo beneficiando a proyectos particulares como son los de Carrefour, De Narváez y su shopping y los edificios que está construyendo IRSA en Yrigoyen y Libertador”.

Retomando la pregunta que da inicio a esta nota: ¿para qué el Vial Costero? Se puede decir que aún no se encuentra una respuesta certera, no por lo menos, con las explicaciones brindadas este jueves.

|| Fuente:  (Sebastián Vargas para www.zonanortediario.com.ar)

>

Reunión con funcionarios por el vial costero
PAPELÓN Y BRONCA

Como se esperaba, la reunión que ofreció el gobierno municipal acerca del Vial Costero, se trato de un compendio de explicaciones sin sentido, de chicanas, de faltas de respeto al público y la comunidad, dada la manifiesta falta de capacidad e idoneidad de estos funcionarios públicos que pasaron de la ironía al enojo y del prepo a la impotencia en casi todos los pasajes del evento.

Los funcionarios, llenos de contradicciones, negaron las declaraciones que ya había hecho el intendente al asegurar que era una vía para desagotar el tránsito. En esta reunión, eligieron la estrategia de defender el proyecto como un lugar de paseo pero para autos! Tampoco tuvieron una explicación coherente acerca de las ventajas que el proyecto le traería a los vecinos, tampoco pudieron dar respuestas precisas acerca del futuro del barrio el ceibo, de la reserva ecológica, de la comunicación con la capital, del impacto ambiental, de la naturaleza de la consulta que dicen haber hecho, etc….Llegando al colmo de aseverar que dos de los tramos de la traza todavía no están completamente definidos.

De las cosas buenas a rescatar de este suceso con ribetes tragicómicos, fue la actitud de los vecinos, con algunos y algunas de ellas muy exaltados y otros y otras más mesurados pero que argumentaron con igual dureza y certezas el proyecto del Vial Costero, denunciándolo como un verdadero negociado.

La comunidad ha empezado a tomar como suyo el reclamo para que paralicen las obras, varias organizaciones vecinales, damnificadas directa e indirectamente, también están llevando a cabo marchas, festivales, juntadas de firmas, todas acciones que mancomunadas pueden dar como resultado las cierta paralización del proyecto.

Desde el concejo deliberante, varios concejales nos venimos oponiendo férreamente al proyecto y nos hemos puesto a disposición, siendo parte de todas las estrategias de lucha que han decidido los vecinos.

Desde el Bloque Solidaridad e Igualdad  hace más de cuatro años que sostenemos que el mayor inconveniente es no haber consultado a los vecinos para llevar adelante una obra de tamaña magnitud, con fondos nacionales, que usurpa el espacio público en pos de lo privado y provoca graves consecuencias ambientales.

Concejal Walter Rojas
Bloque Solidaridad e igualdad

>

El intendente García durante su discurso en el HCD. (Foto: Sebastián Vargas para www.zonanortediario.com.ar)
El intendente García durante su discurso en el HCD. (Foto: Sebastián Vargas para www.zonanortediario.com.ar)
[15/04/2010 | 15:33 ] El Intendente Enrique García inauguró la primera sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante de Vicente López correspondiente al año 2010; en éste el periodo número 87, García puso énfasis en las obras públicas realizadas en los últimos tiempos en el municipio y no evitó el tema que mayor rispidez genera entre los vecinos: el Vial Costero; el Intendente defendió con uñas y dientes el proyecto ante los Concejales y explicó que una vez terminado “Vicente López tendrá 4300 metros más de espacio verde” y que los problemas que suscitó la obra se deben a la “desinformación” existente; asimismo advirtió que “yo lo voy a finalizar en 2011 ( el Vial Costero) pero en caso de yo encontrar obstáculos, yo voy a presentarme de vuelta para las elecciones y voy a intentar terminar esta obra sea como sea”.

El clima frio y lluvioso con  el que amaneció la ciudad, resultó una postal contrastable a lo sucedido en el Concejo Deliberante de Vicente López. La mañana otoñal, a priori, alentaba al sosiego casero, sin embargo el recinto del Concejo Deliberante se pobló de concurrentes y la primera sesión del año no sólo tuvo asistencia perfecta por parte de los Legisladores sino también por parte del público, destacándose el Sindicato de Empelados Municipales local, que llenó las gradas.

Luego de pasar lista y constatar la presencia de los 24 Legisladores, el Presidente del cuerpo, José Menoyo atendiendo a un petitorio del Concejal Fabián Gnoffo, solicitó que el Vicepresidente primero, Guillermo Ruiz y la Vicepresidenta segunda Fabiana Mongiat acompañen al Intendente Enrique García al estrado para dar el discurso inaugural del periodo número 87 de sesiones.

En su breve pero contundente discurso el Intendente optó por no ceñirse al libreto de la concordia tan demandado por estos días, sobre todo de parte de ciertos sectores políticos y civiles. Por el contrario y sin pecar de bucólico, García redobló la apuesta. Si bien comenzó narrando los logros de su gestión, con los minutos fue endureciendo sus palabras hasta culminar con una advertencia que más de uno interpretó como amenaza. El Intendente destacó la obra pública en ciernes y puso ejemplos tales como: el entubamiento del arroyo Medrano en Villa Martelli, barrio en el cual se están pavimentando 130 cuadras, la terminación de la escuela Dorrego en la parte oeste del distrito, la construcción del jardín de infantes y maternal en la escuela número seis de Agustín Álvarez y Maipú. Según sus números se construyeron 28 jardines de infantes y maternales, 70 escuelas y 1800 aulas durante todos estos años que estuvo al frente de la intendencia. Asimismo ensalzó la obra inherente al canal Paraná y dejó para el final de su disertación la que según sus palabras “es la obras más importante de todas”, ni más ni menos que el polémico Vial Costero.

“El Vial Costero es un proyecto político de hace años y yo hice todo lo posible para implementarlo y terminar con el basural de la costa” afirmó García que defendió el proyecto a ultranza. “Ayer una señora me dijo que nosotros le estamos quitando el espacio verde a Vicente López, nosotros no le estamos quitando el espacio verde a Vicente López, nosotros tenemos la suerte de tener un Estado Nacional que le está entregando las tierras a Vicente López” arremetió García y culpó a la “desinformación” por la arremetida en contra de la obra. “Ya en el 2005 hicimos todo lo que había que hacer para llevarlo adelante, yo mismo recorrí los clubes, estuve en El Trovador, en el Centro Asturiano y les expliqué que los metros de tierra que le íbamos a sacar y los metros de tierra que ellos habían ocupado en un espacio que no les correspondía y que una vez terminado el Vial Costero se les iba a dejar esas tierras a los clubes siempre y cuando las usen para actos deportivos” destacó García y advirtió que ” si no cumplen con esa función las tierras pasan a la Municipalidad de Vicente López”. “Desde que se enteraron que llegó la primer partida de dinero de 6 millones de pesos comenzaron los problemas” manifestó el Intendente, no obstante explicó que “terminado el Vial Costero, Vicente López tendrá 4300 metros más de espacios verdes; no vamos a tener menos, vamos a tener más”. “Yo necesito concluir con esta obra porque tiene algo muy importante para mí y es que lleva el nombre del político que admiré que es el Doctor Raúl Alfonsín” aclaró el Primer mandatario Municipal, desatando aplausos por un lado y miradas desconcertantes por otro. Hacia el final, su discurso comenzó a subir de tono al tiempo que el Intendente recordaba sucesos pasados comparándolos con el presente: “yo perdí siete años con el bajo nivel de Paraná, en 1998 pasó una caravana de 70 coches por la puerta de mi casa diciendo no al bajo nivel de Paraná; no quiero que esto vuelva a ser lo mismo”.


Sobre el son de la chicharra que indicaba que su tiempo había acabado García enfatizó sus últimas palabras por si algún desprevenido no lo había escuchado. “Yo lo voy a finalizar en 2011 (el Vial Costero) pero en caso de yo encontrar obstáculos, yo voy a presentarme de vuelta para las elecciones y voy a intentar terminar esta obra sea como sea” espetó García. A esa altura todos los presentes entendían que el Intendente se tomó la obra del Vial Costero muy en serio.

|| Fuente:  (Sebastián Vargas para http://www.zonanortediario.com.ar)

>

Clientelismo Empresarial y Estados cómplices
Escrito por Enrique Matías Viale   
Martes, 13 de Abril de 2010
En la página web argentina de la denominada “Maratón del Agua” (www.maratondelagua.com ) puede verse, en grandes dimensiones, el logo de la empresa Aguas y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA) y del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.-

Según sus organizadores el “DOW Live Earth Run for Water” tiene como objetivo marcar un punto de inflexión en la dramática situación del agua que padece gran parte de la humanidad y “unir a todas las personas detrás de una de las causas más urgentes de estos tiempos.”

También según sus organizadores, “más de 190 ciudades participarán el 18 de abril de 2010 de una serie de carreras de 6 Km., el equivalente a la distancia media que muchos niños y mujeres recorren a diario para conseguir agua.”

Ahora bien, lo que parecería una actividad que merecería el apoyo de todos, como lo es garantizar la protección y acceso al agua, paradójicamente tiene como principal organizador del evento (“event partners”) a la transnacional química DOW.

Esta especie de “clientelismo empresarial”, enmarcado perversamente bajo el revestimiento ideológico de la denominada “Responsabilidad Social Empresaria”, no permite superar un examen de los antecedentes de la empresa organizadora del evento, máxime si su principal actividad se encuentra relacionada con la contaminación de las aguas en distintas partes del planeta.

A nivel mundial, DOW Chemical es una empresa líder en la producción de pesticidas, plásticos, hidrocarburos y una infinidad de productos químicos. Entre esos químicos se encuentran, entre muchos otros, el 2,4-D, el Agente Naranja y Napalm. También, actualmente, DOW es una de las corporaciones que domina el mercado de las semillas modificadas genéticamente y todos sus derivados.

En la Argentina, la empresa DOW se encuentra relacionada con el mayor desastre ambiental de nuestro país, y uno de los mayores del planeta, que empobrece y enferma a más de 4 de millones de personas. En efecto, la empresa Dow Química Argentina S.A., es una de las empresas demandadas por contaminación ambiental del Riachuelo, en la histórica causa que tramita originariamente ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación caratulada  “Mendoza, Beatriz Silvia y otros c/ Estado Nacional y otros s/ daños y perjuicios” (daños derivados de la contaminación ambiental del Río Matanza – Riachuelo -M. 1569. XL. ORIGINARIO). Esta empresa se encontraba  emplazada -hasta hace poco tiempo- en el Polo Petroquímico de Dock Sud, en un terreno perteneciente a la provincia de Buenos Aires y con permiso de uso vencido.

¿Resulta coherente que la empresa AySA y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires apoyen y auspicien una actividad organizada por una empresa que ha incorporado a la sociedad muchos de los químicos que mayores consecuencias negativas han traído a los recursos hídricos y al ambiente mundial? ¿Resulta coherente que la empresa AySA y el Gobierno de la Ciudad patrocinen una actividad realizada por una empresa que se encuentra demandada por la contaminación del Riachuelo? Creemos que no. Subrayamos nuestra posición crítica ante toda intromisión mercantilista y pragmática del poder económico sobre la autonomía que tiene que tener el Estado y sus empresas.

Los Estados no pueden ignorar estas circunstancias a la hora de apoyar eventos corporativos como el que aquí nos ocupa atento la afirmación del rol ético y la irrenunciable vocación hacia el bien público que, creemos, debe asumir todo su accionar, incluso el patrocinio de actividades.

Enrique Matías Viale
Presidente
Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas (AAdeAA)
http://www.aadeaa.org.ar/

>Impacto de las torres

Publicado: 15 abril, 2010 en Urbanización salvaje

>Problemas que generan las torres o edificios de perímetro libre.

El desarrollo urbano y las actividades propias de aglomeraciones metropolitanas aportan cuotas de contaminación que impactan en distintas escalas, con diversos grados de importancia y temporalidad a nivel local, regional y mundial. Dichos impactos afectan directamente la calidad de vida de los habitantes y contribuyen, adicionalmente, al cambio climático de creciente preocupación a nivel mundial. La emisión de gases que contribuyen al efecto invernadero e intensifica el calentamiento global, si bien son fenómenos conocidos, todavía no provoca impactos locales suficientemente evidentes como para lograr los cambios necesarios en las políticas de desarrollo urbano sostenible.

Principales Impactos

  • Impacto visual - ruptura de la masa edificada convencional, produciendo un perfil urbano irregular.
  • Impacto eólico -aumento excesivo de la velocidad de viento a altura peatonal
  • Impacto solar - excesivo asoleamiento en los espacios urbanos
IMPACTOS
FASE
DE

CONSTRUCCION

FASE
DE

FUNCIONAMIENTO

FASE
DE

DERRIBO

Escala

regional

Impacto
visual

Impacto en el paisaje

Impacto acústico

Incremento del transporte

Consumo de agua

Generación de residuos de obra
Pérdida
de espacios verdes

Impacto
visual.

Impacto en el paisaje

Impactos de viento

Consumo de agua

Producción de residuos

Disminución de asoleamiento

Sobrecarga en la

infraestructura

Conducta de lo inquilinos

Residuos
del derribo

Escala

global

Impacto
en la producción de

materiales

Energía necesaria

Gasto
energético

Emisiones de CO2 (dióxido de

carbono)

Consumo de CFC

Residuos
peligrosos

Impacto Global

A su vez generan un gran impacto en el ambiente global por la energía utilizada para proveer a los edificios de los servicios necesarios y de la energía contenida en los materiales utilizados en la construcción.
El consumo de energía que supone mantener los ambientes interiores en unas condiciones adecuadas es el gasto energético más importante de los edificios, y causa uno de los mayores impactos sobre el medio ambiente, ya que se produce durante todo el período de funcionamiento de los mismos. (cambio climático – efecto invernadero).
El uso intensivo de aire acondicionados y la falta de ventilación provocan el síndrome de edificio enfermo.

Islas de calor

Las islas de calor urbano, que se crean por efecto del calor sobre el pavimento y los edificios de las grandes ciudades costeras, hacen que el aire caliente suba e interactúe con las brisas marinas, hecho que crea lluvias más frecuentes y más fuertes en las ciudades y en los espacios donde llega el aire.
Según la NASA, las zonas urbanas con las concentraciones más elevadas de edificios, autopistas y otras superficies artificiales retienen el calor, lo cual hace que las temperaturas de los alrededores suban y se creen islas de calor. El aire caliente que se eleva, ayudado por las altas temperaturas, puede ayudar a producir nubes lo cual provoca más lluvias en torno a las ciudades. Los edificios de diferentes alturas hacen que los vientos converjan y los conducen hacia arriba, lo cual facilita la formación de nubes.

Impacto Regional

Pueden saturar y colapsar los equipamientos e infraestructuras existentes en determinados sectores de la ciudad, dando como resultado desabastecimiento de agua, problemas energéticos, saturación peatonal, mala ventilación, smog, como así también degradación de las características naturales que sustentan a la misma.

La utilización de las calderas y sistemas refrigerantes (de edificios) y sus instalaciones producen ruidos tonales, que por la altura a la cual estarán colocados se desplazarán más fácilmente dentro de la ciudad y se favorecerán aún más con vientos entrantes.

Al exceso de luminosidad, y a la reflectancia de los edificios cubiertos de vidrio espejo que se comportan como superficies bruñidas, cuyos rayos aceleran proceso de cataratas oculares.

Las torres son iluminadas en su parte exterior, reduciendo la confortabilidad del sueño de habitantes y vecinos.

Por su altura pueden ser usados para antenas transmisoras de la telefonía celular móvil produciendo radiación electromagnética no ionizante, de gran riesgo para la salud humana.

Impacto Social

Los impactos ambientales influencian claramente el uso de los espacios urbanos adyacentes a dichos edificios y modifican las acciones y actividades culturales, comerciales, recreativos, etc., relacionadas con la vía pública. La discontinuidad del frente de vidrieras, combinada con fuertes aceleraciones de viento en invierno y carencia de sombra en verano desalienta a los peatones y al ‘usuario de ciudad’.
Produce la fragmentación social: Los habitantes de las torres amuralladas entran y salen con su auto de vidrios oscuros, no se relaciones con los otros vecinos y viven en su isla de confort.

Perdida de Identidad Cultural

Un no lugar es un sitio que carece de identidad propia. Es algo que puede estar en cualquier lugar del mundo, porque no pertenece a la cultura local. Por ejemplo, un shopping o un aeropuerto son idénticos con independencia del país en el que nos encontremos.

El caso de Puerto Madero es sugestivo, porque los viejos docks le dieron una fuerte identidad inicial, que ahora está perdiendo a medida que se levantan nuevas torres, idénticas a las que podrían levantarse en Nueva York o en Hong Kong. Además, los no lugares son maneras de privatizar los espacios públicos. Esta privatización del espacio público no tiene por qué ser económica o jurídica. Es decir, que no hace falta vender un espacio público para privatizarlo. También se lo puede privatizar culturalmente, si se le da un signo diferente al de nuestra identidad cultural.

Fuentes:

  • Investigación del impacto urbano y efectos ambientales de los edificios en torre, en las ciudades de Resistencia y Corrientes, compatibles con un desarrollo urbano sustentable
    Valdés, Paula – Echechuri, Héctor A. – Tripaldi, Gustavo
    Cátedra Arquitectura III. Unidad Pedagógica “C” – Facultad de Arquitectura y Urbanismo – UNNE.
  • FORMA EDILICIA Y TEJIDO URBANO: EVALUACION DE SUSTENTABILIDAD
    Silvia de Schiller.
    Centro de Investigación Hábitat y Energía
    Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Universidad de Buenos Aires
La cultura tecnológica está obligando al hombre a vivir en cárceles confortables, en inmensos laberintos sin horizontes, hechos de cemento, hierro y cristal.

>Por Marcelo Capelluto y Elsa Margarita Fornasero *

Habitantes de la Ciudad de Buenos Aires reclaman a sus autoridades que no permitan más construcciones sin una minuciosa evaluación de impacto ambiental. La especulación constructora e inmobiliaria está cercando los barrios de casas bajas con una muralla de torres y edificios, atentando contra la fisonomía de éstos, y su patrimonio histórico y cultural.

El impacto ambiental de las nuevas construcciones es desastroso en el norte de la Ciudad; se derrumban casas típicas con jardines para levantar edificios gigantescos que perjudican a las construcciones bajas existentes, tapando el sol, invadiendo la privacidad, y desde ya generando problemas en la infraestructura de servicios, ya sea primero la escasez y luego colapso de servicios públicos esenciales como ser agua, cloacas, luz, gas, etc.; problemas de saneamiento ambiental, dada especialmente con la generación de mayores cantidades de residuos, el deterioro del suelo, mayor circulación de vehículos que ocasiona mayor polución ambiental y contaminación visual y sonora, menos lugares públicos para estacionar los autos lo que podría suponer en el tiempo la instauración de un servicio medido, superpoblación hospitalaria, desborde de alumnos en las escuelas públicas y privadas, problemas de seguridad, de transporte, etc., todo ello afectando la calidad de vida de los residentes porteños.

También se alerta que “cuando las nuevas construcciones estén habitadas se agudizarán las inundaciones que hace décadas padecen distintas barrios capitalinos, “siempre que llueve fuerte, habrá riesgos de colapso de las cloacas, como ya ocurrió en la calle Olazábal de Villa Urquiza [1]“.

A su vez las constructoras venden las terrazas de los nuevos edificios- torres para la instalación de antenas para celulares, con la excusa de reducir gastos de expensas, no estando probada científicamente la inocuidad de las ondas electromagnéticas.

No se está en contra del progreso y de la construcción de viviendas, actividad generadora de puestos de trabajo y pilar de la recuperación económica, pero sí se impone una planificación urbana, es decir un ordenamiento territorial que respete las características de cada barrio, sin llegar a vedar las modificaciones que normalmente pretende realizar cada propietario dentro de su vivienda, cumpliendo siempre con la normativa existente.

“Los límites de la tecnología y la sociedad son marcados para nosotros por la naturaleza finita de los recursos y la limitada capacidad de la biosfera para absorber las influencias humanas” [2]. Un crecimiento sin tener en cuenta al Ambiente, hace más corta la vida del hombre, y el daño al Ambiente genera perjuicios a su salud, como ser la propagación de enfermedades. El crecimiento es bueno, e incluso es considerado como un requisito para una política Ambiental de éxito [3]

Recientemente el Juez Juan Cataldo hizo lugar a una acción de amparo presentada por vecinos que se oponen a la construcción de un edificio de 9 pisos en la calle El Salvador al 6000 del barrio de Palermo, ordenándole al Gobierno de la Ciudad que no otorgue permisos a las obras que no se adecuen a la fisonomía tradicional del barrio. La Jueza Alejandra Petrella le impidió a la Ciudad otorgar nuevos permisos en 16 manzanas del barrio de Caballito, entre las calles Paysandú, Arengreen, Martín de Gainza, y Gaona [4].

El Estado debe regular los intereses del vecino y el de los inversores, para que no se superpongan entre sí, afectando seriamente a una de las partes, y esto es a través del Plan Urbano Ambiental, que la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires establece como marco en el artículo 27, donde dice: “La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de planeamiento y gestión del ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y cultural”. Este mismo artículo promueve la preservación y restauración del patrimonio natural, urbanístico, arquitectónico, y de la calidad visual y sonora, la regulación de los usos del suelo, la localización de las construcciones, las condiciones de habitabilidad y seguridad de todo espacio urbano, sea este público o privado, entre otros tópicos. Estas políticas constituyen los ejes del Derecho de Desarrollo Sustentable, es decir el económico, el sociocultural y el ecológico o Ambiental.

Se sostiene que el Desarrollo Sustentable es “…un proceso de cambio progresivo en la calidad de vida del ser humano, que lo coloca como centro y sujeto primordial del desarrollo, por medio del crecimiento económico con equidad social y la transformación de los métodos de producción y de los patrones de consumo y que se sustenta en el equilibrio ecológico. Este proceso implica el fortalecimiento y la plena participación ciudadana en convivencia pacífica y en armonía con el Ambiente, sin comprometerlo y garantizando la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras…”. De este modo se observa que el alcance del Desarrollo Sustentable excede los aspectos puramente ambientales. Cada vez más, los aspectos políticos, sociales y culturales son considerados como vitales para alcanzar la sustentabilidad [5]“

Son buenos los foros de discusión vecinal, y el trabajo de ONGs y asociaciones civiles, que aglutinan los pedidos de los vecinos. Las autoridades deben impulsar y endurecer la fiscalización y control de las obras empezadas, y sancionar pecuniariamente a aquellas constructoras que se aparten de las leyes, mientan o adulteren los estudios ambientales presentados. Es necesario un serio debate para analizar como debe ser nuestra Ciudad de Buenos Aires, con audiencias públicas vinculantes, donde puedan participar los inversionistas, las cámaras constructoras e inmobiliarias, las autoridades y desde ya fundamentalmente quienes vivimos en esta ciudad, es decir sus vecinos, y luego esto quede reflejado en el proyecto de “Plan Urbano Ambiental”-donde se contempla el código de planeamiento y el de edificación- que el Ejecutivo porteño debe enviar a la Legislatura para su tratamiento.

*El Dr. Marcelo Fabián Capelluto es Abogado, Procurador y Docente Universitario en las Materias “Derecho Ambiental”, “Régimen Jurídico de los Residuos Peligrosos” con el cargo de Jefe de Trabajos Prácticos regular y actualmente con el cargo de Adjunto (i) en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA); y Profesor Adjunto en las Facultades de Derecho de Uces, UNLZ, Uflo y en el Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina-

*La Dra. Elsa Margarita Fornasero es Abogada, Procuradora y Docente Universitaria, con el cargo de Adjunta regular en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires a cuyo cargo dicta las materias económicas a saber; “Análisis Económico Financiero” y “Economía Política”

Notas

[1] SOS Parque Chas
[2] Informe Brundlandt “Nuestro Futuro Común” pág. 10
[3] El Consejo Asesor Económico del Gobierno Alemán es de la opinión de que «la experiencia de los últimos diez años han mostrado de forma impresionante que el crecimiento económico puede ir de la mano con una mejora de la situación medioambiental y que de hecho crea las condiciones para esta mejora«. Informe anual 92/93 según se cita en Una Alemania para el futuro pag. 370
[4] Diario Clarín de Bs. As. “Analizan frenar nuevos permisos para levantar torres en Capital” 12/11/2006
[5] Desarrollo y Sustentabilidad por Raúl Fernández JA- 2001-I-1138

Fuente: www.ecoportal.net

>El proceso del Plan Urbano Ambiental se inicia con la promulgación de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que en sus artículos 1º, 27 y 29 complementa a la democracia representativa con la democracia participativa y determina al planeamiento, Plan Urbano Ambiental [PUA], como herramienta fundamental del Gobierno Urbano.

Sin embargo, el 12 de noviembre de 1997 se convoca a Audiencia Pública para la modificación del Código mal llamado de Planeamiento Urbano.

Señalamos entonces y reiteramos hoy que es incorrecta la denominación de Código de Planeamiento Urbano, ya que un conjunto de normas agrupadas no produce planeamiento. Planificar es un proceso y por lo tanto, es su misma naturaleza lo que imposibilita que se lo codifique. El Planeamiento es el proceso interactivo e interdisciplinario que permite dar solución a los conflictos urbanos. Mediante la definición de programas de actuación acordados con los distintos sectores de la ciudadanía, que se materializan en varios documentos, desde sistemas tributarios de redistribución de plusvalías generadas por obras, a programas de integración cultural de migrantes por poner un ejemplo, o de preservación de especies autóctonas en parques urbanos, hasta el perfilado de usos y ocupación del suelo. Así son sus instrumentos terminales los planos y las normas; sólo estas codificables. Para que quede claro el concepto: un código es uno de tantos documentos que materializan el Plan Urbano, ni el único, ni el principal.

La confusión surge y perdura en razón de que es a través de ese canal que las corporaciones de la Industria de la Especulación Inmobiliaria [IEI], plantean sus negocios. Es sobre la modificación de los parámetros del Código que se incrementan los rendimientos de las inversiones.

Denunciamos en esa oportunidad lo contradictorio de aquella convocatoria, a pocos días del inicio del estudio del PUA, que debía producir un profundo cambio en el sistema de toma de decisiones territoriales. La Corporación de la IEI había decidido, ya entonces, que nada iba a cambiar. Su poder especulativo estaba asentado en el Código de las componendas y así debía seguir siendo. Así, se han manipulado procesos, se ha presionado y confundido lenguajes, hasta hoy.

Durante la elaboración del PUA 2000 / 2005, el órgano de control integrado por ONGs monitoreo el proceso y denunció los “errores metodológicos” que no conducían ni a la definición de un PUA, ni conformaban ningún sistema participativo. La Justicia de la Ciudad, hizo lugar al reclamo de las ONGs y bloqueo el tratamiento Legislativo de esa carpeta de proyectos-negocios; ver expedientes Nº 2634/01 y 13039/0 Juzgado Nº 1, Secretaría 1ª del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario.

Es aquí pertinente citar a un maestro de Planeamiento que nos advierte en ese sentido, dice J. Brian Mc Loughlin: “una de las consecuencias complejas de nuestros problemas urbanos contemporáneos es el modo en que nuevas instituciones han proliferado normalmente como agencias de contra planeamiento, a veces con el apoyo activo de las autoridades establecidas. Otra consecuencia es el desafío a la legitimidad de los órganos del gobierno establecido”… [1]

…Y eso se hizo en varias oportunidades, culminando con las resoluciones Nºs 749/05 y 1662/05 SIyP que crean una Comisión Asesora, adicta a los designios de la IEI.

El resultado es ese cuadernillo de intenciones, que se presenta subordinando el valor delPUA, definido por la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, al citado Código de las componendas. A esto, en lenguaje coloquial, se lo llamaría pasar gato por liebre y también en ese mismo desorden de cosas gatopardismo.

Desde 1996 hasta hoy han pasado once años y estamos peor que entonces. La ciudad ha colapsado; hay situaciones críticas en varios sectores que lo demuestran: cirujeo institucionalizado en “cartoneros con registro”, CEAMSE colmatado y obsolescencia de los métodos de entierros sanitario, la contaminación creciente de las aguas que rodean a la Capital: Matanza-Riachuelo, Reconquista-Luján, y Río de la Plata, infraestructuras insuficientes para abastecer a las poblaciones de áreas consolidadas; hacinamiento en villas, verdaderas ciudades autónomas dentro de la ciudad, con un aumento exponencial en el tráfico de drogas , en la inseguridad y en la delincuencia; congestionamiento endémico del sistema vial, sin ninguna medida que tienda a aliviar la crisis. Hay muchas más cuestiones que el Gobierno no encara, ni el Código de las componendas contempla; así la ciudad se ha convertido en el lugar con más alta concentración de malestar urbano jamás sufrido por sus habitantes.

Con el objetivo de componer una crítica constructiva, se presenta, un listado de conceptos elementales para materializar el mandato constitucional, teniendo en cuenta que en Planeamiento el orden de los factores altera el producto.

El primer paso del proceso, que debe ser profundizado continuamente, es la creación de una cultura del Planeamiento. El accionar de las instituciones del gobierno, en esto, es fundamental, ellas han de estar impregnadas de esta intención priorizando la transparencia y la apertura en una comunicación fluida y permanente. Este primer paso ni se ha esbozado aún, más bien todo lo contrario. Hay gran publicidad de hechos consumados no participados y una larga lista de amparos, solicitando apertura de información.

La integración de la ciudadanía hasta conseguir una participación real y relevante requiere de la difusión cotidiana de información y puesta en valor comprensible de los pasos y temas de interés ciudadano. La apertura incluye colaboraciones directas en conflictos locales, apertura de consultas en distintos niveles e instituciones cercanas a los habitantes, en los distintos campos de su accionar cotidiano. Los ciudadanos hoy, han establecido sus propias redes de información, si bien circunscriptas a reclamos puntuales son una buena iniciativa que ya opera con solvencia.

El Plan Urbano Ambiental [PUA] requiere del conocimiento de la situación urbana en sus distintas escalas, sectores y procesos. Desde el inicio la recolección de datos debe incluir al vecino, ya sea desde los CGPs o en las comunas. Además de los pertinentes pedidos de informes a las distintas instituciones responsables, tanto en el orden local como internacional. El proceso permanente de recolección de datos permite las comparaciones en el tiempo que es básico para determinar y evaluar tendencias.

Los distintos conflictos implican distintas escalas de resolución. Cada tema requiere un método de abordaje específico, si bien las premisas fundamentales de transparencia e información deben ser los ejes principales de las actuaciones.

El Plan es una suma de programas complejos y de medios para la transformación territorial, producidos continuadamente por distintos equipos, en sucesivos acuerdos con la comunidad. Para que el proceso de planeamiento se opere legitimándose, deben determinarse procedimientos normados con claridad, adaptados a los casos en estudio, en todas las etapas y escalas del proceso.

Hoy la opinión pública no involucrada en el proceso participativo se hace oír, está tomando posiciones desde sus derechos. Los acuerdos que debían haberse elaborado y que darían las respuestas acordadas entre todos los sectores no están y se producen enfrentamientos por el incumplimiento de la ley por parte de los organismos del Gobierno Urbano. Desde hace once años es el Gobierno el que incumple la Constitución.

Hoy la ciudadanía no parece estar dispuesta a avalar ese despropósito. El reclamo por las identidades barriales, la negativa a la construcción de torres y el reclamo por el traspaso de tierras nacionales para uso público, como así también la recuperación de la ribera, muestran la responsabilidad de los ciudadanos en el proceso de jerarquización de su calidad de vida urbana.

Desde hace once años se está produciendo un proceso de afianzamiento del poder corporativo de la Industria de la Especulación Inmobiliaria [IEI] sobre los intereses de la ciudadanía. El cuadernillo de intenciones presentado a la Legislatura es el más claro exponente del desparpajo y de la impunidad de esos señores para imponer sus voluntades.

Marta Dodero
Planificadora Urbana y Regional
San Isidro, 8 de marzo de 2007

[1]Planeamiento Urbano y Control; J.Brian Mc Loughlin pag. 288. Nuevo Urbanismo, IEAL, Madrid

Opinión y propuestas con respecto al documento remitido por el Poder Ejecutivo como proyecto de ley de Plan Urbano Ambiental